22 de Noviembre: Aniversario de la Municipalidad de Corcovado

Español: que tiene corcova, joroba, por la forma del cerro.

Rodolfo Casamiquela, ha señalado que en lengua mapuche Pilunque o Pilungüe ha de ser pülom-we “lugar de la barranca a pique, precipicio”. Según relatos del cacique Foyel a Francisco Moreno, dicha región era llamada por los nativos Pilunque (pilun) que significa víbora, atribuible al río por su caprichoso curso y serpenteó de su caudal.

Fontana, en su viaje de 1885, fue el primero en utilizar en este lado de la cordillera el nombre de Corcovado, al pensar que alguno de los grandes ríos que encontró, coincidían con el río chileno Corcovado que desagua en el golfo del mismo nombre y cercano al volcán homónimo, que atribuye el topónimo a la forma “jorobado”. Los viajes posteriores demostraron que el Corcovado chileno no nace de este lado de la cordillera.

Los colonos galeses se acostumbraron a llamar Corcovado al curso, y por extensión recibió luego ese nombre el pueblo formado cerca de su confluencia con el Huemul.

El lugar tiene una historia común en lo que respecta a la cacería y la recolección de frutos por parte de los pueblos indígenas. También tuvo la circulación de expedicionarios europeos y criollos que buscaban tierras para sumar a la actividad agropecuaria. Un ejemplo de ello constituye una comisión de galeses que recorrió en 1982 sus valles en busca de oro.

Sus orígenes están estrechamente vinculados con la creación de la Colonia 16 de Octubre. Una vez creada ésta se asignan dos áreas de “ensanche”: la de Esquel al Norte y la de Corcovado al Sur. El asentamiento de colonos arranca entonces a fines de la década de 1890 con la presencia de otros pioneros de distinto origen: alemanes, ingleses, argentinos de otras regiones.

El 14 de Julio de 1952 se aprueba la creación de la Comisión de Fomento y se fija el ejido de dicha corporación.